Mujeres en la Cultura Hacker

Dev.F. es un lugar donde se respira tecnología, se respira el nuevo ecosistema startup, se respiran conexiones y colaboración, pero sobre todo, se respira cambio. Parte de ese cambio es la cantidad de mujeres que ahora están inscritas en nuestros programas. Con mucho orgullo podemos decir que somos un agente de cambio en la inclusión de mujeres en la tecnología.

El fenómeno de las chicas en el mundo de la tecnología y startup no es nuevo. En Dev.F. siempre han habido mujeres, siempre hemos buscado diversidad y poco a poco a cada uno de nuestros programas se van integrando chicas que construyen nuevas cosas con tecnología. Por las filas de Dev.F han pasado chicas que están cambiando las cosas.

Han estado las Epic Queen, quienes fueron alumnas de nuestro Batch 3; Marce Zetina, quien ahora es parte del equipo que dirige el Centro de Innovación de BBVA; emprendedoras como Katherine Hernández, quien empezó Bikin-Go. También han estado líderes de comunidades como Elizabeth Becerril y Carmen Cuevas, quienes empujan iniciativas que mueven a México, como lo son Startup Weekend y Chicas Poderosas, o como Margot Duek, quien no sólo fue
nuestra primera Sensei mujer y ex-des-alumna, sino que también es miembro de la MLH, y co-fundadora del Google Developer Group (GDG) Wonder Coders y Polymer México.

Adicionalmente están las numerosas mujeres Mentoras que están inspirando a esta generación de hackers mexicanas, como Cristina Randall de Conekta, Paulina Bustos y Sandy Barrón de Cívica Digital / CodeandoMéxico, Alejandra Arce de Facebook, entre algunas otras.

El paso de estas mujeres por los salones nómadas de nuestra escuela nos ha permitido llegar al punto en que nuestro Batch 8 es una prueba ferviente de que cada vez más y más mujeres se unen a las filas de la Cultura Hacker. En abril del 2015 contábamos apenas con un pequeñísimo porcentaje de 10% de mujeres entre nuestras filas, y aunque este porcentaje es “decente” para la media de chicas en tecnología, para nosotros nunca fue suficiente.

Poco a poco y gracias a nuestros des-alumnos y des-alumnas que se han encargado de difundir la experiencia de Dev.F. entre sus círculos cercanos, más chicas se están decidiendo por aprender y construir cosas de impacto con tecnología. Para agosto del 2015, contábamos ya con un aproximado de 3 mujeres por cada 10 hombres que aprendían en nuestra des-escuela, aunque la mayoría de las chicas en nuestros programas ingresaban al programa básico conocido como Cinta Blanca.

Al día de hoy, el Batch 8 de la escuela de hackers, apenas a un año y medio de haber nacido, está haciendo historia. Es uno de nuestros batches más diversos, más grandes, más consentidos, y con un mayor porcentaje de mujeres. Todas las tardes las oficinas de SegundaMano México se llenan de des-estudiantes que aprenden a desarrollar productos y viven cada día la Cultura Hacker.

Hoy podemos decir que el 45% de nuestros des-estudiantes son mujeres, y no únicamente se encuentran en nuestros programas básicos, sino que se están preparando en nuestros programas más retadores y construyendo productos técnicamente complejos.

En este batch se unió al equipo nuestra segunda mujer Sensei, Aurora Rodríguez, quien comparte su conocimiento en nuestro programa Android de Cinta Negra. Asimismo, contamos con la generación más grande de mujeres de la historia en nuestro programa de Cinta Roja, donde más de la mitad del grupo está compuesto por mujeres que aprenden los fundamentos del desarrollo web back-end.

Por su parte, el Cinta Blanca cuenta con una base de chicas que no sólo se están iniciando en el mundo de la programación, sino que también están impactando el mundo de la tecnología por medio de su paso por nuevas startups e iniciativas que buscan transformar la realidad local, involucrando a chicas en ellas como agentes que están transformando el ecosistema tecnológico en México. Estamos contentos por ser parte de la revolución en la que si bien seguimos en un mundo dominado por el género masculino (al que definitivamente no excluimos ni discriminamos), poco a poco más chicas se sienten, aceptadas, seguras, empoderadas y libres de tomar papeles de liderazgo y acción en el mundo de la tecnología.

Estamos seguros, que el próximo Batch 9 de Dev.F. en las oficinas de Facebook estará integrado por la siguiente generación de mujeres líderes en tecnología, misma que seguirá transformando la escena de las chicas en la Cultura Hacker. :D

Escrito por Arianna Pacheco, Get Shit Done Officer @ Team Dev.F.