Diversidad == Poder en Dev.F.

La unión hace la fuerza, pero la diversidad hace la magia.

Si hay un factor que ha contribuido de manera importante a que Dev.F. haya crecido considerablemente en su poco más de un año de existencia, ha sido la diversidad que ha caracterizado a sus batches y a los y las integrantes de sus diferentes cintas. Esto no es algo nuevo; desde el principio hemos hecho énfasis en que queremos que la mejor gente forme parte de la escuela de hackers.

Para lograr esto, necesariamente debemos tener a gente de diferentes perfiles profesionales y sociales, de diferentes edades, intereses, habilidades, escuelas, ciudades de origen, y de la más diversa gama de colores y sabores.

Diversidad en las Cintas

Recientemente, en la des-graduación del Batch 6, esto fue particularmente evidente en uno de los equipos de Cinta Blanca. El equipo presentó el sitio web que sus integrantes construyeron para una ONG como parte de su proyecto final, el cual fue como una especie de servicio social. Mientras exponían su trabajo, el cual fue de una gran calidad, presumieron al público que en su equipo había los siguientes perfiles: un neurólogo, una mercadóloga, un músico, una diseñadora, un ingeniero y una cineasta.

Aún así, lo que sí tuvieron en común estos 6 diferentes profesionales fue que comparten una pasión por aprender y por construir cosas que aporten valor a nuestra sociedad. Esto llevó a que su proyecto fuera uno de los mejores que han sido presentados en la historia del Cinta Blanca en Dev.F. Es como los X-Men: derrotan a sus enemigos villanos gracias a sus diferentes habilidades y fortalezas combinadas.

via GIPHY

Esto no sólo ocurre en el Cinta Blanca, sino también en todos nuestros programas. En el Cinta Roja del Batch 5, tuvimos el placer de tener como des-alumno a José Fabio, un estudiante de secundaria de 13 años que se lanzó a participar en el programa desde Chihuahua, en el norte del país. José Fabio nos dio a todos lecciones valiosas sobre cómo vivir esa pasión por construir cosas desde una temprana edad.

De manera similar, en los últimos Cintas Negras hemos tenido como des-estudiantes a gente de Monterrey o Guadalajara, a recién egresados de carreras en computación o informática, a profesionales que ya llevan años en la industria de software o tecnología, o a Cintas Rojas que pegaron el brinco hacia el próximo reto personal. Nuevamente, su característica en común han sido sus ganas desbordantes de crear nuevos productos con software.

Diversidad = Multi-disciplinariedad

Los equipos multi-disciplinarios son lo de hoy. Esto no sólo por que esté de moda, sino porque no es difícil observar cómo varias cabezas piensan mejor que una, y si cada una de esas cabezas aporta una perspectiva diferente al problema que se enfrenta, la perspectiva general del equipo se vuelve una mucho más rica y completa. Por esto, en equipos que buscan construir cosas que no existen, diversidad es un sinónimo de poder creativo.

El mismo equipo operativo de Dev.F. vive esta diversidad. Entre los co-fundadores hay un arquitecto con dos maestrías, un licenciado en negocios que trabajó en USA y en Corea del Sur, y un drop-out (dejó sus estudios universitarios) que ha trabajado dando consultoría de software a Google. En el equipo hay también una comunicóloga con tintes de diseñadora, un Sensei de 18 años que apenas va a acabar la preparatoria pero que ya trabajó en Silicon Valley, otro Sensei de 37 años que estudió Contaduría pero que es ahora un crack para desarrollo iOS, Senseis de escuelas privadas, Senseis de escuelas públicas, un Sensei que tuvo un accidente que lo dejó en silla de ruedas, etc.

Somos un equipo que no sólo hablamos a favor de la diversidad; la vivimos todos los días. Y lo mismo queremos que siga siendo el caso en nuestros batches y programas educativos.

Dev.F. es más que una escuela o des-escuela de hackers, es una experiencia que ha logrado cambiar vidas. No importa cual sea tu perfil; no importa si vives en el poniente, oriente, sur o norte de la ciudad o del país; no importa si tu familia tiene dinero o no; no importa si estudiaste psicología o ciencias computacionales. En Dev.F. hay un lugar para ti y seguro serás una persona que continuará enriqueciendo nuestros programas educativos.

¡Aplica YA a alguno de nuestros programas! :D