Importancia de las Comunidades en Tecnología

En el mundo de la tecnología y el emprendimiento se habla mucho de comunidades. ¿Por qué es que este tema se ha vuelto tan relevante e importante en los últimos años? Esta pregunta es especialmente penetrante si consideramos que comunidad no es un concepto nuevo ni novedoso. Es un concepto incluso que existe ancestralmente, desde hace siglos.

¿Por qué es que ahora cobra esta visible importancia y relevancia?

Es realmente sencillo. El mundo de la tecnología es un mundo que evoluciona muy rápidamente. Desarrolladores y empresas alrededor del mundo están construyendo constantemente nuevas tecnologías que resuelven nuevos problemas o dificultades, o que simplemente traen mejoras a formas de trabajar y de interactuar con una computadora. Al surgir entonces una nueva tecnología, no pasan varios meses antes de que ya esté surgiendo otra que le compite o que hace algo mejor o que tiene alguna actualización en algún aspecto.

Es por esto que mantenerse al día en nuevas tecnologías deja de ser un esfuerzo puramente académico y se vuelve un esfuerzo más bien práctico e iterativo. La gente más clavada y auto-didacta logra aprender las nuevas cosas por su cuenta, pero otros que no tienen el tiempo o que no han podido enfocar tanto su concentración en aprenderlas, necesitan de alguien que les transmita ese conocimiento y habilidades.

Comunidades: fuentes de conocimiento y de gente apasionada

Entonces surgen las comunidades en tecnología. En ellas se agrupan personas que tienen dos cosas en común: 1) una pasión por aprender sobre nuevas tecnologías y 2) un deseo de acercarse a otras personas que tienen esa misma pasión. Las comunidades funcionan como un medio para una transmisión grupal de conocimiento y habilidades.

En eventos de comunidades se juntan las y los visionarios apasionados de la tecnología con las y los interesados en aprender más sobre nuevas herramientas. El liderazgo en la comunidad es además totalmente meritocrático: quien más se involucra y aporta, más visible se vuelve para el resto de los miembros. Esto crea más incentivos para que los miembros de la comunidad se comprometan a trabajar y posteriormente crea un sentido fuerte de pertenencia. Mi comunidad es mi tribu, son personas con las que comparto mucho y son personas con quienes me siento en confianza.

Pero entonces, ¿por qué son importantes las comunidades?

Su naturaleza como medio de generación y transmisión de conocimiento. En las comunidades se generan charlas, discusiones, talleres y dinámicas prácticas alrededor de las más recientes herramientas, temas y tecnologías. Este material es generalmente documentado y se convierte en la fuente de conocimiento para que muchas otras personas puedan tener acceso a esas nuevas ideas y herramientas. Quienes asisten a los meet-ups son expuestos a toda esa información y quienes son consistentes acaban adquiriendo también esas herramientas.

Su naturaleza social como grupo de apoyo. En las comunidades puedes encontrar a personas que entienden lo que haces o lo que te interesa y de esta manera se pueden convertir en un grupo de apoyo que te acompaña en el descubrimiento o exploración de nuevos proyectos personales. Por eso existen muchas comunidades de emprendimiento; es algo tan difícil y complicado que sirve mucho tener alrededor a personas que lo han hecho y que pueden compartir sus experiencias y lecciones aprendidas.

Las comunidades representan un lugar donde puedes encontrar a la gente más valiosa, a las personas que invierten su tiempo en temas que les interesan aunque no se les pague por ello. Tu futuro socio o socia, tus futuros empleados o tus futuros grandes amigos pueden estar esperándote en alguna comunidad que sea de tu interés.

Sus efectos secundarios como aceleradoras de personas. Una persona puede llegar a una comunidad siendo inexperta, tímida y verde, pero puede acabar descubriendo todas las posibilidades que existen para alguien con su perfil, con sus intereses y con sus talentos. La comunidad se encargará de manera muy natural de hacerle ver a esa persona el potencial que puede explotar con suficiente tiempo y dedicación.

Los hackatones, los meet-ups y los eventos de comunidades acaban siendo entonces dinámicas que revolucionan a personas con hambre de hacer cosas. Las aceleran y las empujan para logren su potencial y así descubran la manera en la que puedan construir valor en el mundo.

Que sigan surgiendo más y mejores comunidades

Después de toda esta descripción, entonces, queda muy claro el por qué las comunidades son tan valiosas y el por qué existe tanto interés alrededor de ellas. Son organismos con vida propia, auto-regulados por la meritocracia de sus miembros y aceleradores del potencial intelectual y profesional de sus nuevos miembros. Son, francamente, fascinantes.

Dev.F. es una iniciativa que surge de comunidades en tecnología y por eso mismo busca siempre nutrir a las comunidades ya existentes. Pero no se ha detenido ahí; también de sus des-alumnos han surgido nuevas comunidades que están creciendo y generando cada día más impacto. Tenemos un perpetuo compromiso con el desarrollo de comunidades en México y en la región, porque justamente creemos que más y mejores comunidades es sinónimo de mayor progreso en nuestros países.